El CEA consiste en la combinación de una contracción excéntrica que sigue inmediatamente con una contracción concéntrica (CC), con lo cual se consigue una mejora del trabajo producido gracias al reflejo de estiramiento miotático y a la elasticidad muscular o capacidad del músculo para almacenar energía elástica durante el estiramiento y utilizarla parcialmente en una contracción realizada inmediatamente después (Bosco, 1988; González y Gorostiaga, 1995; García, 1997). Esto conlleva a una reducción del tiempo de impulso de frenado (CE), y a un manteniendo del impulso de aceleración (CC); cuanto más reducida a nivel temporal sea la CE más energía elástica se logra acumular (García et al., 1996).

La mayoría de los movimientos deportivos que implican saltos y lanzamientos están formados por una combinación de tres tipos de activaciones musculares que se conocen como el CICLO ESTIRAMIENTO-ACORTAMIENTO (CEA). Este ciclo, tal y como su propio nombre describe implica una activación excéntrica seguida por una activación concéntrica.

La energía potencial desarrollada en este proceso puede perderse (en forma de calor) si la contracción excéntrica no va seguida inmediatamente por una contracción concéntrica. Esta conversión de esfuerzo negativo (excéntrico) en positivo (concéntrico) fue descrita en la literatura europea como la fase de la amortiguación. Este acoplamiento de la contracción excéntrica – concéntrica tiene lugar en cuestión de centésimas de segundos (D.Chut, 1996).

Sin embargo para conseguir los máximos exponentes de esta manifestación de la fuerza es necesario el dominio de la técnica (Young, 1996). Esta habilidad es necesaria para que en sus acciones aproveche la energía almacenada en fase excéntrica (Hewett et. al, 1996).  Este tipo de ejercicio se efectúa de tal manera que los músculos extensores de la pierna se extiendan activamente antes de la contracción. Esto implica que durante el trabajo excéntrico se acumula cierta cantidad de energía elástica en los músculos para ser utilizados nuevamente en la fase positiva siguiente en forma de trabajo mecánico, lo cual produce una mejora del rendimiento.